Nuestra Historia

La Oración Centrante se desarrolló como una respuesta a la invitación del Concilio Vaticano II y del Papa Paulo VI de revivir las enseñanzas contemplativas del antiguo cristianismo y presentarlas de forma contemporánea. El método de la Oración Centrante, por lo tanto, proviene de las antiguas prácticas de la tradición contemplativa cristiana, fundamentalmente de la práctica monástica de la Lectio Divina y de las descritas en la obra anónima del siglo 14 titulada La Nube del No Saber.  

 

También incorpora algunas enseñanzas de místicos tales como Juan Casiano, San Francisco de Sales, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, Santa Teresita de Lisieux y de Thomas Merton. Aún más importante, la Oración Centrante se basa en las palabras de sabiduría de Jesús en el Sermón de la Montaña: “Cuando ores, ve a tu habitación interior, cierra la puerta y ora a tu Padre en secreto. Y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.” (Mateo 6:6).

En los años 70, respondiendo al llamado del Vaticano II, tres monjes trapenses de la Abadía de San José, en Spencer, Massachusetts, los Padres William Meninger, Basil Pennington y Thomas Keating empezaron a explorar estas fuentes tradicionales para desarrollar un método sencillo de oración silenciosa capaz de responder a las personas de hoy. Dicha oración eventualmente fue denominada Oración Centrante por los practicantes mismos, en referencia a la descripción que hace Thomas Merton de la oración contemplativa como una “oración centrada totalmente en la presencia de Dios.

 

Los monjes ofrecían talleres y retiros de Oración Centrante tanto al clero como a los laicos. Pronto, el interés por la Oración se fue extendiendo y, en 1983, el Padre Thomas Keating presentó el primer Retiro Intensivo de Oración Centrante. Al año siguiente, en 1984, se fundó Contemplative Outreach para apoyar a la red creciente de practicantes.

Ante el crecimiento considerable de la Oración Centrante en poblaciones de habla española y portuguesa, en 1998 se fundó Extensión Contemplativa Internacional. Más que una organización, ECI es un organismo de miembros interdependientes que se apoyan mutuamente en el transcurrir de la travesía espiritual. Desde el año 2007, por inspiración del Espíritu y discernimiento conjunto con el Padre Thomas Keating, el Consejo de ECI adoptó una estructura no-jerárquica que se mantiene hasta ahora.

 

 

 

Para mas información escribir a esta dirección:

extensioncontemplativainformacion@yahoogroups.com