Nuestra Vision

El propósito de Extensión Contemplativa es promover entre nosotros el proceso de transformación en Cristo por medio de la práctica de la Oración Centrante.

 

 

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma,

con todas tus fuerzas y con toda tu

mente; y a tu prójimo como a ti mismo.

Lucas 10: 27

 

Acogemos el proceso de transformación en Cristo, tanto en nosotros como en los demás, por medio de la práctica de la Oración Centrante.

 

Principios Teológicos y Comentarios

 

  1. Extensión Contemplativa Internacional es una red de comunidades e individuos que buscan la inspiración y guía del Espíritu Santo, así como contribuir a la renovación de la tradición contemplativa cristiana a través de la práctica de la Oración Centrante. 

El propósito fundamental de la Oración Centrante y de Extensión Contemplativa Internacional es promover el conocimiento y la experiencia del amor de Dios en la consciencia de la familia humana. Extensión Contemplativa Internacional brinda instrucción básica en la Oración Centrante y programas suplementarios para sustentar el desarrollo de la contemplación y el proceso de transformación.

                                                                                                           

2. El compromiso con la práctica de la Oración Centrante es la expresión principal de nuestra pertenencia.  

La práctica diaria de la Oración Centrante es la esencia de nuestra pertenencia a la comunidad.     

3. La base teológica de la Oración Centrante es la Presencia Divina en todo ser humano.

La presencia Divina en nosotros es la constante auto-entrega de Dios a cada ser humano. La Palabra de Dios y Fuente de toda la creación sustenta todo lo que existe y se relaciona con cada ser humano de manera personal. El Espíritu nos llama, ante todo, a consentir a esta relación de intimidad.

4. El consentir a la Presencia Divina y a su acción dentro de nosotros es el corazón y el alma de la Oración Centrante.

Responder al llamado del Espíritu es consentir a la presencia y acción de Dios en nuestro interior y al proceso transformante iniciado por el Espíritu, lo cual hace posible que participemos de la naturaleza divina hasta llegar a ser una sola familia en Cristo.

5. La Presencia Divina que nos habita afirma nuestro núcleo innato de bondad y es expresada plenamente en la teología de la Santísima Trinidad. 

La Presencia Divina que nos habita se comunica con nosotros de dos maneras. Primero, nos recuerda que hemos sido creados de la nada a imagen y semejanza de Dios. Esta creencia reafirma nuestra esencia fundamental de bondad, que fluye del don de la vida. Segundo, sana las heridas de nuestra naturaleza humana, que surgen de etapas primitivas de consciencia. Nuestras necesidades instintivas no han sido integradas por completo al nivel evolutivo de consciencia racional, con su capacidad de pensamiento abstracto, libre albedrío y compasión por los demás. La evolución espiritual es el proceso sanador de transformación divina por medio de la intimidad establecida en la oración y el seguimiento del ejemplo y la enseñanza de Jesús en nuestra vida diaria.

6. La Acción Divina es el proceso sanador de transformación en Cristo, permitiéndonos experimentar una intimidad cada vez mayor con Dios, así como el cuidado práctico de otros que surge de esta relación.

El proceso sanador de transformación implica la purificación de nuestro falso yo y de nuestra motivación egoica, basados en las necesidades instintivas de nuestra primera infancia y la influencia del condicionamiento cultural. La purificación consiste en nuestra gradual liberación del dominio de las motivaciones conscientes e inconscientes del ego y del falso yo. Ocurre a través de la infusión del amor divino, que es esencial al proceso de sanación. La purificación conduce a la libertad interior para amar, a través del genuino auto-conocimiento y la activación de los Frutos y Dones del Espíritu.

7. El marco conceptual de la Oración Centrante fundamenta y apoya el silencio y la quietud crecientes de la contemplación.

Para tener un conocimiento sólido de los antecedentes conceptuales de la Oración Centrante, aconsejamos a nuestros principiantes ver los videos de la Travesía Espiritual y estudiar los libros Mente Abierta Corazón Abierto, Invitación a Amar e Intimidad con Dios. Éstos resumen la tradición contemplativa cristiana en diálogo con la psicología contemporánea y las enseñanzas de sabiduría de otras religiones. El método de la Oración Centrante es extraído de La Nube del No Saber, de un autor anónimo inglés del siglo catorce.

8. Alentamos la escucha a la Palabra de Dios por medio de la práctica de la Lectio Divina, particularmente su movimiento a la contemplación que la práctica diaria de la Oración Centrante facilita.

El término clásico para reflexionar sobre las Escrituras y otros textos sagrados es Lectio Divina. La práctica de la Lectio Divina, por medio del ejercicio de las facultades – la lectura, la reflexión y el responder que conducen al descanso en Dios – sirve de equilibrio al movimiento de dejar ir los pensamientos durante los períodos de Oración Centrante.

9. Creemos que la tradición contemplativa cristiana y su expresión en servicio constituyen la base común para la unidad cristiana.

La contemplación cristiana tiene sus raíces en las Escrituras y en los principales místicos de la tradición cristiana. Nuestra tradición contemplativa conecta a los miembros de las diferentes denominaciones cristianas, quienes comparten el mismo bautismo, la fe en el Cristo viviente y la confianza en Dios.

10. Aunque hemos sido formados en nuestras respectivas denominaciones, nos une la experiencia de Cristo en la Oración Centrante y en la vida cotidiana. 

La Oración Centrante trasciende las diferencias entre las distintas denominaciones, uniéndonos en el silencio a través de nuestra creciente experiencia de unión con Cristo.

 

11. Afirmamos   nuestra   solidaridad con la dimensión contemplativa de otras religiones y tradiciones sagradas.

Unidos en nuestra común búsqueda de Dios, respetamos y honramos a otras religiones y tradiciones sagradas y a las personas comprometidas con ellas. Practicamos el diálogo ecuménico e interreligioso y trabajamos juntos en las áreas de justicia social, ecología e iniciativas contemplativas.

12. La práctica de la Oración Centrante profundiza nuestra consciencia de la unidad de toda la creación y nuestra compasión por toda la familia humana. 

La Oración Centrante nos inspira a incrementar constantemente nuestra consideración de los demás, especialmente de los pobres y los abandonados o explotados por las distintas culturas de descarte de nuestra época. Somos invitados a hacer disponible el don de la Oración Centrante a todos, en particular a los necesitados y marginados. La Oración Centrante también nos capacita para responder a la Presencia Divina en toda la familia humana y en la creación entera.

13. Siguiendo las enseñanzas de Jesús, aspiramos a ejercer nuestro liderazgo en un espíritu de servicio, caridad extrema y unidad.

El liderazgo es una función necesaria de la condición humana y de la sociedad. Siguiendo el ejemplo y las enseñanzas de Jesús, aspiramos a ejercer el liderazgo como una forma de servicio, tomando el lugar más bajo y viviendo nuestra vida ordinaria con amor extraordinario. La caridad máxima es más que la caridad ordinaria. Es amarnos unos a otros como Jesús nos ha amado, es decir, con todas nuestras faltas, limitaciones, y aún conductas ofensivas. Es perdonar completamente, desde el corazón, a todo y a todos. Este es el camino a la unidad.

14. Cualquier bien logrado a través de Extensión Contemplativa Internacional es dádiva del Espíritu Santo.

Cooperar con la gracia es co-crear y co-redimir el mundo con Cristo desde su principio hasta su consumación. A la vez, la transformación divina es el don gratuito del Espíritu Santo y la Fuente de todo lo bueno que Dios logre llevar a cabo por medio de nosotros.

 

 

 

Pautas para el Servicio en Extensión Contemplativa Internacional

y Comentarios

 

Hay diversidad de carismas,

 pero un mismo Espíritu,

diversidad de ministerios, pero un mismo Señor,

diversidad de operaciones, pero un mismo Dios

que obra todo en todos.

1 Corintios 12:4-6

 

  1. Extensión Contemplativa Internacional es una comunidad en evolución, con una visión en desarrollo y una práctica de la Oración Centrante cada vez más profunda, que sirve las necesidades cambiantes de los contemplativos cristianos.

Extensión Contemplativa Internacional, como comunidad, es un organismo interactivo, intercomunicado, interdependiente y dinámico. Aspira a funcionar sin una estructura jerárquica y está diseñado para compartir la Oración Centrante y su visión contemplativa lo más ampliamente posible.

 

2. La integridad de la enseñanza del método de la Oración Centrante está contenida en las Cuatro Pautas y sus antecedentes conceptuales descritos en el folleto titulado El Método de la Oración Centrante.

Las prácticas adicionales que ofrece Extensión Contemplativa Internacional son medios idóneos para expresar los frutos de la Oración Centrante en la vida diaria, pero no son parte integral de la enseñanza del método. Del mismo modo, tampoco son parte integral de la enseñanza del método recursos tales como libros, grabaciones de audio o video y artículos, aunque éstos ofrecen un apoyo vital a la práctica regular de la Oración Centrante.                                                                    

 

3. Compartimos con los demás la Oración Centrante apelando a una atracción interior y no por medio del proselitismo.

La práctica de la Oración Centrante nos permite desarrollar actitudes de humildad y atenta escucha en nuestro servicio. Ofrecemos el método de la Oración Centrante y sus antecedentes conceptuales de forma pastoral y evitamos enfatizar políticas estrictas, reglas rígidas y el proselitismo.

 

4. Los que sirven como líderes, generalmente lo hacen en calidad de voluntarios. Empleamos personal contratado cuando sea necesario.

Dependemos de la enorme generosidad de los que sirven a Extensión Contemplativa Internacional y desempeñan innumerables tareas sin ninguna remuneración. Invitamos a los miembros de la comunidad a servir del modo más apropiado de responder a su llamado y a sus habilidades particulares. Todos los que sirven buscan estar sintonizados con las necesidades e intereses de toda la comunidad, tanto en el caso de individuos como de pequeños grupos de oración o comunidades locales. En caso de necesidad, podemos emplear o contratar personal calificado para determinadas tareas.

 

5. Todos los que brindan su servicio como parte de Extensión Contemplativa Internacional, lo hacen tomando en consideración sus responsabilidades personales, familiares y profesionales, que son prioritarias.

Los que ejercen el liderazgo prestan su servicio tomando en cuenta, ante todo, su propia salud personal, su familia y sus responsabilidades profesionales.

 

6. Extensión Contemplativa Internacional evita contraer deudas y poseer inmuebles para ser libre de dedicar todos sus recursos a compartir el don de la Oración Centrante.

Extensión Contemplativa Internacional evita contraer deudas y poseer propiedades, ya que eso puede constituir una carga para los que ocupan posiciones de liderazgo y quieren dedicar todo su tiempo y energía posibles al bienestar espiritual y las necesidades cambiantes de la comunidad.

 

7. Tomamos decisiones mediante un proceso de oración y discernimiento, intentando llegar a un consenso, especialmente en asuntos de suma importancia.

Como resultado de un proceso de discernimiento y oración, el consenso, para nosotros, no requiere unanimidad, aunque todos los miembros del grupo deben tener voz en la discusión. Si no se logra un consenso luego de haber consultado debidamente al grupo, así como a los afectados directamente por la decisión en cuestión, ésta puede ser tomada por simple mayoría. Cuando se trate de un tema urgente, se le puede confiar a una persona o a un pequeño equipo que tome la decisión necesaria para resolver la situación. Una vez que se ha tomado una decisión, ésta es respetada por todos en espíritu de unidad. En lo que se refiere a cuestiones ordinarias, las personas a quienes se les han confiado responsabilidades específicas, harán lo necesario para desempeñar efectivamente sus tareas.

 

8. Colaboramos con nuestras respectivas autoridades eclesiásticas, pero no buscamos convertirnos en un instituto religioso o laico.

Extensión Contemplativa Internacional tiene el propósito de ofrecer a las comunidades cristianas el método de la Oración Centrante, como un modo de contribuir a la renovación de nuestra tradición contemplativa cristiana común.

 

9. Para que la Oración Centrante esté al alcance de todos, Extensión Contemplativa Internacional no toma partido en causas particulares o en controversias públicas, ya sean religiosas, políticas, o sociales. Como individuos particulares, actuamos según los dictados de nuestra conciencia.

Evitamos tomar partido con respecto a temas particulares o involucrarnos en controversias públicas, ya que esto podría alejar de Extensión Contemplativa Internacional a personas comprometidas con una de las partes en conflicto. Nuestro propósito es que la Oración Centrante esté disponible para todos sin distinción. Como individuos privados, sin embargo, actuamos según los dictados de nuestra conciencia. 

 

10. Mantenemos una relación espiritual con el Monasterio de San Benito en Snowmass, Colorado.

El Monasterio de San Benito, en Snowmass, Colorado, es nuestro hogar espiritual y un lugar de retiro y renovación, donde podemos redescubrir nuevas perspectivas en nuestra travesía espiritual.

 

 

(Año 2017)

 

 

 

 

 

Para mas información escribir a esta dirección:

extensioncontemplativainformacion@yahoogroups.com